Hora actual en el Reino Unido (GMT): 16:48

La limpieza acústica engloba el ámbito de la transmisión de sonido a través de los sólidos. Se describe mejor mediante la creación de fluctuaciones de presión rápidas. Dichas fluctuaciones de presión se transmiten al interior de la materia de partículas o el material seco "unido" haciendo que las partículas sólidas resuenen y se desprendan de la superficie en la que se depositan o a la que están unidas.

Las potentes ondas de sonido se producen cuando las ráfagas cortas de aire comprimido de la planta estándar se introducen en el generador de ondas y fuerzan la única pieza móvil, un diafragma de titanio de grado aeroespacial, para flexionar la creación de la potente onda de sonido "base". Este tono "base" se transmite entonces mediante una serie de secciones de campana diferentes, en función de la aplicación, a unas frecuencias fundamentales seleccionadas, de 60 a 420 Hz, en nuestra gama de limpiadores acústicos de Audiosonic™.

Los limpiadores acústicos de Primasonics® incluyen un generador de ondas así como una sección de resonancia o amplificador. Le proporcionamos una detallada evaluación del proceso in situ, por la cual nuestro personal experimentado identificará rápidamente el sistema correcto de limpieza acústica para resolver sus problemas concretos de acumulación de materiales y de flujo.

Nuestros sistemas contribuirán significativamente al flujo de materiales y a eliminar la acumulación de partículas dentro de una amplia gama de industrias y aplicaciones de proceso.

Esta tecnología no intrusiva y económica aumentará la eficiencia de la planta de procesos, proporcionará una conductividad termal mejorada, evitará el bloqueo de materiales y eliminará la acumulación de partículas allí donde se procesen, generen, almacenen o transporten ceniza, polvo, polvos o materiales granulares.